Diferencias entre la nube pública, privada e híbrida

En otros post hemos hablado de los tipos de servicios que nos podemos encontrar en la nube, como son el IaaS, PaaS y SaaS, y de cuáles son las ventajas que tiene para las empresas subirnos al cloud. Siguiendo esta línea en la que estamos conociendo más a fondo la nube, vamos a explicar cuáles son las diferencias entre la nube pública, la privada y la híbrida.

Antes de nada debemos afirmar que no todas las nubes son iguales porque en cada una de ellas se implementan recursos informáticos de forma diferente. De ahí que diferenciemos las tres nubes.

La nube pública tiene como elemento diferenciador su propietario, que es un proveedor de servicios en la nube. Y es muy importante analizar la confiabilidad y la capacidad de cada uno de ellos antes de elegir, porque vamos a confiar nuestras aplicaciones y los datos corporativos a este proveedor. Él va a ser quien administre los recursos informáticos, como pueden ser los servidores y el almacenamiento, a través de internet, e incluso el hardware y el software, entre otros componentes de la infraestructura.

Con la nube pública el usuario accede a los servicios y administra su cuenta a través de un explorador web, y no se tiene que preocupar por posibles problemas técnicos. Amazon o Azure ofrecen este servicio de nube pública.

Entre las ventajas de contar con una nube pública encontramos unos costes más bajos porque no es necesario adquirir hardware o software (solo pagas por el servicio que usas); no es necesario un mantenimiento porque el proveedor se encarga de ello; escalabilidad prácticamente ilimitada; y gran confiabilidad, al contar con una amplia red de servidores que garantiza la ausencia de problemas.

En cuanto a la nube privada, los recursos informáticos en la nube que la compañía utiliza pertenecen a esa compañía. En este caso, la nube puede estar físicamente en el centro de datos local o bien en un proveedor de servicios externo que aloje dicha nube privada. Es decir, que en una nube privada los servicios y la infraestructura están en una red privada.

Las ventajas de la nube privada son: una mayor flexibilidad para la organización; una mejor seguridad, ya que no se comparte con terceros ni los recursos ni la información corporativa, permitiendo unos mayores niveles de control y seguridad; y una mayor escalabilidad.

Por último está la nube híbrida. Y como su nombre indica, es un híbrido entre las dos nubes anteriores, combinadas y unidas mediante una tecnología que permite compartir datos y aplicaciones entre ambas. Este modelo de nube ofrece a las empresas una mayor flexibilidad y más opciones de implementación, ya que permite la transferencia de datos y aplicaciones entre nubes públicas y privadas.

Las ventajas de la nube híbrida pasan por un mejor y mayor control de los recursos confidenciales, que pueden permanecer en la nube privada; la flexibilidad, ya que se pueden aprovechar recursos adicionales de la nube pública cuando sea necesario; rentabilidad, porque solo se paga por la capacidad adicional que se va a necesitar, se puede escalar la nube pública; y la facilidad a la hora de llevar a cabo la transición a la nube, que puede ser gradual.

Con Citrix Cloud, se puede utilizar cualquier nube o infraestructura, con un plano de administración único, ayudando a adoptar cuanto antes el cloud.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s