Ten calma y adáptate al GDPR

Sí, sabemos que es complicado que una empresa —como la tuya— cumpla con el GDPR como quien no quiere la cosa. Los datos, la información. He ahí el problema. Y si están fragmentados, ni te contamos, ¿verdad? ¿Cómo preparar bien la adaptación? Estructurando, centralizando y administrando unos y otra como Dios manda. Y eso es lo que te vamos a contar.

Muchos datos e información por controlar. Ése es el gran problema al que se enfrentan las empresas. ¿A que te suena? Y el caso es que no sabes cómo afrontar ese problema para cumplir con lo que el GDPR establece, ¿verdad?

Si tu problemática es que todos tus datos e información están dejados de la mano de Dios, perdidos, unos en un sitio y otros en otro, la solución es bien sencilla: estructurarlos, centralizarlos y administrarlos. Y es que no son ni una ni dos las empresas que dicen lo mismo: la fragmentación de datos es el problema central que las empresas afrontar.

Ale, pues hay tenemos el diagnóstico. ¿Qué toca ahora? Resolver el problema. ¿Cómo? Con una serie de pasos:

  • El primero de todos es evaluar tus datos. Es decir, dónde, cómo y de qué manera se encuentran; si están o no centralizados y su formato; la manera de acceder a ellos, si están o no asegurados o expuestos a terceros.
  • Una vez solventada esta fase, toca segmentar las fuentes de los datos. ¿Para qué? Para comprender mejor las fuentes de datos que utiliza tu empresa y poder dividirlas en diferentes categorías según su sensibilidad e impacto potencial. ¿Que cómo se hace esto? Siempre que sea posible, reduciendo el número de sistemas en los que se almacenan los datos: es mucho más fácil eliminar o corregir un registro en una ubicación que fijarlo en miles de puntos finales que podrían no administrarse de manera central. Para las fuentes de datos restantes, el objetivo es organizarlas en grupos para encontrar soluciones que se puedan aplicar a más de una vez, en lugar de tratar de encontrar una solución única para cada una de ellas.
  • ¿Ya has dado estos dos pasos? Pues vamos con el tercero, que consiste en resolver las fuentes de datos problemáticos. Y como casi siempre no vais sobrados de tiempo en tu empresa, es importante buscar soluciones que puedan ayudar con una amplia gama de aplicaciones, en lugar de tratar de arreglar las aplicaciones una por una. Así, un objetivo realista es disponer de una visión clara de a dónde debe ir tu empresa en lo que respecta a la privacidad y el manejo de sus datos. Y también contar con una solución que pueda ayudarte con esta transformación.

Y un último dato para tener en cuenta: no todos en tu empresa están capacitados para desarrollar todos estos cambios de manera rápida. ¿A que no? De ahí que sea tan importante contar con un punto de acceso unificado para todas las aplicaciones y datos que no cambiarán a medida que comiencen a cambiar tus sistemas back-end.

¿Una solución, quieres? Citrix Workspace y NetScaler Unified Gateway pueden ayudarte con esta transición. Te proporcionan un lugar único para que los usuarios encuentren todas sus aplicaciones, mientras tú o quien se encargue de ello en la empresa podéis comenzar a modernizar los sistemas back-end y a migrar a los usuarios a las aplicaciones más nuevas.

One Reply to “Ten calma y adáptate al GDPR”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s