Transformación: el nuevo negocio como algo habitual

Transformarse o morir. Ése es el reto al que se enfrentan muchas empresas. Y a todas obliga a explorar nuevos enfoques para mantenerse competitivas. ¿Cómo y de qué manera afrontar esa transformación? ¡Vamos con ello!

Si las empresas quieren seguir compitiendo en el mercado, no les queda más camino que su transformación. Pero, antes de adoptarla, han de tener en cuenta una serie de factores clave. Velocidad, alcance de la información e impacto cultural, entre otros.

Los dos primeros son el reflejo de los tiempos que corren. Nunca se ha visto tanta cantidad de información compartida y a la velocidad que se comparte como en la actualidad. Y es una tendencia al alza dentro de las empresas. Cada vez existen más documentos compartidos, más videoconferencias, flujos de trabajo que implican a cada vez más trabajadores…

Y si la velocidad y el alcance de la información afectan a la transformación de la empresa, existen otros elementos que maximizan aquellas dos variables. Es el caso de los dispositivos con los que se trabaja. Dispositivos que mejoran aún más el impacto de la velocidad y el alcance de la información. A modo de ejemplo, cuando apareció el iPad, muchos profesionales de la salud lo adoptaron para mejorar la atención de sus pacientes. Con el tiempo, la industria de la salud se vio obligada a adoptar el iPad como herramienta clave en el trabajo de los médicos. Y éstos, a su vez, ganaron en acceso a la información y a la hora de compartir información con otros colegas.

Luego está el componente cultural. Y eso supone, por un lado, que sean capaces de diseñar estructuras de organización para competir en los mercados globales. Pero también para mejorar su relación con el cliente, entenderlo mejor y adaptarse a sus necesidades.

A lo que hay que unir otra variable dentro de dicho componente: considerar qué valores duraderos son importantes y asegurase de que son apoyados por todos los trabajadores de la empresa. Sólo así se conseguirá que su transformación sea un completo éxito.

Y sin olvidar un último consejo, sobre todo si se va a trabajar con la nube: la seguridad. La creación de un entorno seguro es esencial para que las personas puedan aprender, probar cosas nuevas, fracasar y tratar de tener éxito dentro de la empresa.

En definitiva, la transformación consiste en que la empresa salga de su zona de confort; consiste en fallar, aprender y reconocer la importancia de lo que la gente está haciendo en varias partes de la empresa para servir a los clientes.

FUENTE: Citrix Blogs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s