Claves para teletrabajar este verano sin perder productividad

Ya llegó el verano, todas las que queráis y, cómo no, también el momento de aprovechar el buen tiempo o las vacaciones para teletrabajar. Pero con garantías y para sacarle todo el provecho del mundo. Esto es, no perder ni un gramo de productividad. Y de eso sabemos algo. Así que lo vamos a compartir contigo.

¡Verano! Jornada continua, vacaciones, buen tiempo, desplazamientos a un lado y a otro… Motivos más que suficientes para apostar por el teletrabajo, ¿a que sí? Pero apostando de verdad por él, no a medias y que luego salga el sol por Antequera.

¿Y que es apostar por el teletrabajo de verdad? No perder ni un mínimo de productividad. Pues ésa es la mejor manera de demostrar la utilidad de esta práctica. Bien, dirás llegado a este punto, ¿y cómo sé que eso no va a ocurrir? Pues poniendo en práctica esta serie de consejos que te traemos hasta aquí. Y estamos convencidos de que, si los desarrollas con total normalidad, teletrabajar se convertirá en una experiencia grata y productiva para ti.

Lo primero es escoger el lugar donde teletrabajarás. A ser posible, un lugar que sólo vayas a utilizar tú y que se encuentre fuera del alcance de distracciones -niños, mascotas, gritos…- y te permita trabajar como te apetezca. Un espacio que cuente con todo lo que necesitas para trabajar -Internet, mobiliario cómodo, aire acondicionado si puede ser, etcétera- y que se convierta en tu oficina particular durante el tiempo que estipules.

A continuación, fíjate un horario. Para eso, amóldate a las circunstancias que tengas en casa y establece en qué momentos puedes trabajar más y en cuáles menos. Eso te evitará perder tiempo en interrupciones o tareas y centrarte en lo que realmente te interesa, que es trabajar.

Por último, y de cuando en cuando, prográmate escapadas de casa para airearte, despejarte o simplemente para desconectar. Amigos, irte de compras o simplemente para darte una vuelta. Y todos los días, no se te olvide. Cuerpo y mente te lo agradecerán. Y tu productividad, también.

FUENTE: el Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s