Transformación digital sí, pero no a cualquier precio

La transformación digital de las empresas es necesaria, eso se sabe de aquí a Tombuctú, pero no se puede llevar a cabo a cualquier precio. Y eso implica conocer en profundidad las necesidades de la empresa, desarrollar una política digital acorde con ellas y, lo más importante, prestando una especial atención a la seguridad. Si no, ni es transformación digital ni será nada.

Así es. De un tiempo a esta parte a todos se nos llena la boca para hablar de la transformación digital de las empresas, de lo necesaria que es, de lo bien que les iría a las empresas si apostaran por la tecnología, etcétera. Y sí, es cierto, pero antes de dar cualquier paso hay que conocer bien las necesidades de las empresas.

transformación-digital-empresas-blog-Virtualizando-Con-CitrixSucede que la mayor parte del tejido empresarial español está compuesto por Pymes, es decir, por empresas de su padre y de su madre, cada una de ellas con sus necesidades, características… Lo que implica una primera barrera: no a todas las valdrá lo mismo. Pues si bien la tecnología es universal, otro cantar es su aplicación y desarrollo dentro de la estructura de la empresa en cuestión. Y ahí hay que contar con el conocimiento exacto de las necesidades de la empresa, cómo es su estructura, qué dispositivos tiene y de qué manera puede sacar más partido de ellos. Porque la tecnología está ahí, al alcance de su mano para usarla y dar el salto de calidad que necesita ante sus competidores. Sin embargo, el salto será cualitativo y definitivo cuando la tecnología se adapte de verdad a lo su estructura necesita. La cadena es la lógica, en definitiva: primero conocer las necesidades, después ver cómo se pueden implantar las soluciones y herramientas que permitan a la empresa dar el salto a lo digital, y finalmente adaptarla a su negocio.

Bien, pero…

Falta la seguridad. Porque sin seguridad esto no funciona. Y cuando hablamos de seguridad nos referimos a sus diferentes aspectos y áreas en las que la empresa tiene algo que decir sobre el asunto. Por ejemplo, flaco favor se le hará si se le proporcionan los dispositivos que necesita para practicar la movilidad si no se le avisa de la vulnerabilidad de dichas soluciones, así como de la obligación de protegerlas con una política de seguridad clara. Porque lo que la empresa tiene que saber es que esos dispositivos ya son una puerta de entrada a la red de su empresa, con todo lo que eso conlleva a la hora de luchar contra amenazas de todo tipo, proteger la información, etcétera.

En definitiva, sí a la transformación digital, como siempre, pero también haciendo las cosas con cabeza y considerando la seguridad como un elemento vital en el proceso de transformación digital. Si no, no sirve para nada. Ya os lo advertimos.

One Reply to “Transformación digital sí, pero no a cualquier precio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s