El teletrabajo pierde fuelle. Habrá que darle aire…

Por primera vez desde el inicio de la crisis, el teletrabajo pierde fuelle en España. Según Adecco, se redujo un 8% entre 2013 y 2014. Y lo que es peor: la empresa de trabajo temporal cree que seguirá bajando… A menos que le demos un poco de aire, ¿no?

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) dicen que el número de empleados que trabajan a tiempo fijo o parcial desde casa descendió en más de 95.000 personas entre 2013 y 2014, últimos años de los que se tienen cifras oficiales. Cifras a las que Adecco añade otro descenso durante 2015, en este caso de 20.000 personas que hasta entonces trabajaban en casa.

2013 fue el año de la cúspide del teletrabajo en España. Más de 780.000 empleados trabajaban fuera de su oficina en ese ejercicio, mientras que 492.000 lo hacían sólo de cuando en cuando. Hasta 2015, cuando ambos segmentos registraron caídas en más de 40.000 personas, un 6 y un 9% respectivamente, si comparamos esas cifras con las de 2014.

workshifting blog virtualizandoconcitrix.wordpress.com¿Qué conclusiones se pueden sacar de estas cifras? Que, una vez superada la crisis, o al menos lo peor de la misma, los empleados son de nuevo reclamados para trabajar en sus oficinas. Y así lo señala Diego Barceló, investigador de Adecco y de Barceló y Asociados, que es quien defiende esa opinión: “Las empresas intentaron reducir costes diciendo a los trabajadores que podían trabajar desde casa. De esta manera aducían que se ahorraban costes como el del transporte, entre otros. Ahora que la economía parece que se recupera, se aprecia una dinámica inversa, que es la de que las empresas reclamen de vuelta a sus trabajadores.

Pero los costes siguen estando ahí: los desplazamientos, el gasto en luz en la oficina, en agua, el alquiler… Gastos gravosos tanto para los bolsillos del trabajador como para los de la empresa. Y gastos que, de mantenerse una apuesta por el teletrabajo, se reducirían de manera notable. Pues, por ejemplo, el empleado evitaría perder horas y dinero en desplazamientos si siguiera trabajando en casa, además de mantener la buena salud de la conciliación de su vida personal y profesional. Y la oficina, otro tanto de lo mismo: menos despachos que ocupar, menos metros cuadrados que alquilar, menos luz y agua que pagar…

Claro que, como todo en la vida, son formas y formas de ver las cosas. Pero, desde luego, si uno se puede ahorrar dinero, y con el teletrabajo está demostrado que se ahorra, para qué seguir tirándolo. ¿O no?

FUENTE: El País

 

One Reply to “El teletrabajo pierde fuelle. Habrá que darle aire…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s