Movilidad: cuando el pez chico se atreve con el grande

La selección natural de Darwin lo dice bien claro: sólo sobrevive el más fuerte. Y en el mercado actual, el grande tiene todas las de ganar. Salvo que el menos fuerte sepa sacar provecho de la tecnología que le rodea y no sólo haga frente al grande, sino que lo supere y mejore. La movilidad es una de esas tecnologías. Y hasta el más pequeño puede usarla en beneficio propio.

La Ley de la Evolución por Selección Natural de Charles Darwin casi siempre se cumple: el más fuerte sobrevive. Arrasa, lamina, se quita de en medio al más chico. Así ha sido, es y será por los siglos de los siglos… Cuando no hay tecnología. Porque en el momento en que ésta aparece y es puesta en manos del chico, las cosas cambian. Y mucho.

Movilidad blog virtualizando con citrixEse es el panorama que presenta la movilidad, que ofrece las herramientas, soluciones, aplicaciones y dispositivos necesarios para competir de igual a igual en el mercado actual. Smartphones, tabletas, portátiles y ultraportátiles son iguales para todos, ya sean grandes o pequeñas empresas, al igual que las soluciones. Cosa diferente ocurre con las soluciones, y en muchas ocasiones con las aplicaciones; que suelen ser fruto del ingenio de la fuerza laboral de las empresas. Y ahí es donde las pequeñas, con mayor grado de libertad y más capacidad de inventiva, cuentan con un valor añadido diferencial. Que, unido a las herramientas que la movilidad pone a su alcance, convierten el cóctel en una oportunidad no sólo para sobrevivir en el mercado ante el más fuerte, sino competir con él e incluso superarlo.

En la movilidad reside la oportunidad de reducir la brecha que separa a las grandes de las pequeñas y medianas compañías. Y es ahí donde aparece la oportunidad, pero también el reto: apostar por su transformación digital para adaptarse y competir en un mundo en constante evolución y que afecta a todos los sectores: desde la banda al gran consumo pasando por la industria, el turismo, etc. Una reinvención digital que va más allá de vender online: se trata de transformar toda la cadena de valor de la empresa. Y en esta transformación tiene mucho que ver la movilidad; esa palanca capaz de mover a una empresa hasta las cotas que desee. Si dispone de talento y sabe sacar provecho de él y de la tecnología a su alcance, puede que la Ley de la Selección Natural de Darwin no sea del todo correcta. Al menos en este sentido.

One Reply to “Movilidad: cuando el pez chico se atreve con el grande”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s