Teletrabajo, sí, pero no en pijama

El teletrabajo da sus frutos, permite aumentar la productividad de los empleados y mejora la conciliación de su vida personal y laboral, pero hay que tomársela en serio. Y eso implica unas reglas similares a las que adoptarías su fueras a trabajar a la oficina. Vamos, que nada de trabajar en pijama…

A lo largo de los últimos meses venimos defendiendo en este blog las bondades y beneficios del teletrabajo. Las reseñadas en la entradilla de este artículo son las más importantes. Pero teletrabajar también implica someterse a unos mínimos para sacar el mayor partido posible del trabajo diario. De cómo se lleven a cabo dependerá de cuánto rendimiento obtengamos de nuestra actividad.

ventajas y desventajas teletrabajo blog virtualizando con citrixPorque teletrabajar no significa trabajar en casa en el sentido estricto de la palabra. Más bien significa aprovechar sus ventajas –ausencia de desplazamiento a la oficina, entorno propio y conocido, ausencia de ruido…- para maximizar la productividad. Y eso implica, en primer lugar, tomarse la tarea con la seriedad que requiere, por lo que has de prescindir del pijama desde el mismo momento en que te levantas de la cama y vestirte tal y como fueras a acudir a la oficina. Tomarse en serio el teletrabajo es el primer paso para sacarle el máximo partido.

Teletrabajar supone la existencia de un ámbito especial y diferenciado dentro de la casa. Es decir, aquel que sólo frecuentes cuando se trata de trabajar, por lo que no puede ser el salón con la televisión encendida ni tampoco la cocina. Ha de ser un espacio propio y definido para tal fin, un entorno adaptado y con todo lo necesario para trabajar como si estuvieras en la oficina. Así, cuando salgas de él, te sentirás como cuando dejas aquélla y ha llegado el momento de desconectar del trabajo.

trabajo flexible blog CitrixTeletrabajar significa establecer unas pautas de trabajo y unas tareas a desarrollar de acorde con el horario, y que se vean interferidas por tu vida personal. Así, si tienes alguna videoconferencia prevista o alguna reunión previamente concertada, aprovecha para realizar las tareas o citas que te surjan en horas distintas. Y en caso de no poder cambiarla –una cita del médico, recoger a los niños del cole…-, coloca las tareas que necesiten de interacción con otros compañeros fuera de aquellas horas que sean más problemáticas o que tengas cerradas de antemano por motivos personales.

¿Ya te has quitado el pijama? Pues una ducha, un buen café y a trabajar se ha dicho 😉

FUENTE: El País

One Reply to “Teletrabajo, sí, pero no en pijama”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s