La oficina sin empleados

Hasta hace cosa de cinco años, diez a lo sumo, la oficina era el lugar de trabajo, el espacio donde todo tenía lugar, donde el trabajo se desarrollaba. Ahora, la oficina es un enclave secundario, un recinto donde, si acaso, los empleados se reúnen o proceden a sincronizar actividades antes de marcharse a casa o donde les coja su jornada de trabajo. La oficina se ha vaciado, y ahora el trabajo se desarrolla en oficina sin empleados. ¿Cómo hemos llegado hasta ella y por qué?

Remontémonos veinte años atrás, un día cualquiera. Nueve de la mañana, café, lectura de los primeros informes, reuniones, asuntos que despachar, comida en la oficina… Y ahora, a ayer: lectura de correos en casa o donde la jornada te lleve, comida en el restaurante o en casa, reunión a través de la pantalla del ordenador o de la tableta. La diferencia es sustancial, ¿verdad?

La oficina sin empleados blog virtualizando con Citrix¿Qué ha pasado para que el cambio haya sido tan profundo? El tiempo, las tecnologías, los nuevos estilos de vida y de trabajo… La movilidad, la flexibilidad laboral, la búsqueda de una mejor conciliación entre la vida personal y profesional… Todo ello induce a un profundo cambio en las oficinas. Un reciente estudio nuestro prevé un notorio incremento de los trabajadores remotos, que en 2020 podría llegar al 50% de la fuerza laboral trabajando bajo esa modalidad- Aunque a ello también ayuda el aumento del número de freelancers, que hacen de su casa el lugar de trabajo.

La consecuencia, cuando no la desaparición de las mismas oficinas, es un cambio que se caracteriza por recintos cada vez más pequeños constituidas como espacios de colaboración y con escritorios que se reservan según el día que cada cual quiera ir allí a trabajar. Es más, las empresas cada vez invierte menos en oficinas y más en alquilar espacios según sus necesidades del momento. Sin ir más lejos, el Latinoamérica los espacios de coworking cada vez ganan más espacios. En Brasil ya funcionan 100 y en Argentina 43.

En  definitiva, las oficinas se quedan sin empleados, pero éstos siguen ahí, mantienen su productividad pero de otra manera. Y seguramente habrá más cambios a largo plazo y desaparecerán más oficinas. La clave está en observar y prepararnos para esta evolución constante que transformará la oficina física en software, y que ofrece muchas más posibilidades de desarrollo a las personas.

FUENTE: Citrix Blogs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s