Cómo usar tu cliente correo en el móvil de otra persona

En ocasiones, cuando el dispositivo de trabajo nos juega una mala pasada, hay que recurrir a otras alternativas para seguir estando operativo. Por ejemplo, el móvil de tu pareja o de algún familiar y sin problema alguno de compatibilidades, para que puedas usarlo como si fuera el tuyo. Y eso, ¿cómo se hace? Lo vas a descubrir en seguida…

Siete de la mañana. Andrés se dispone a salir de casa. Por delante, una jornada de viaje a otra ciudad, reuniones, contactos. Todo el día fuera. Con suerte regresará a casa por la noche para bañar a Leo, su primer hijo ―que realmente se llama Leovigildo, cosas de la suegra y de su Calendario Zaragozano. Él y su mujer prefieren abreviar y llamarle Leo―, acostarlo y ver alguna película tranquilo en el sofá. El maletín está listo, el portátil dentro y la agenda de contactos, perfilada en su teléfono móvil, que toma para revisar el correo… Cuando se da cuenta de no funciona.

―¡Dios bendito! ¡Que se ha vuelto tonto!

Movilidad blog virtualizando con CitrixLo enciende y apaga hasta en tres ocasiones, y el teléfono sigue sin responder. Empiezan a entrarle los sudores, tan fríos como el hielo de la Antártida. Da vueltas por la cocina, una, dos, tres. Ni siquiera cuenta los pasos. Una solución, eso es lo que necesita. Masculla. «Cuál, cuál, cuál…». En veinte minutos tiene que salir de casa para coger el AVE. En tres horas empezará su jornada de reuniones, y él sin teléfono. De pronto, entre la negrura de los pensamientos que tiene en su cabeza, brilla una idea. «¡Claro, cómo no se me ocurrió antes!». Va al dormitorio y le pide el teléfono a su mujer, que somnolienta rezonga si todavía está en casa.

―Nada, cariño, enseguida me voy…

Andrés regresa al salón y marca un número de teléfono, de los pocos que sabe de memoria. Es el de Juan, el técnico de su empresa, que atiende la llama al séptimo tono. Andrés omite los insultos ―mantienen una estrecha relación. Son más que amigos― y le explica su problema. Más insultos, más improperios, hasta que su cara se relaja. Corta la llamada y vuelve a entrar en el dormitorio. Andrés musita unas palabras al oído de su mujer, esta vuelve a rezongar y se despide de ella con un beso en la cabeza, así como también del pequeño Leo, que duerme en su cuna. Llama al taxi desde el teléfono de su mujer y sale a la calle, donde lo esperará. Suspira tranquilo. Todo tiene solución.

Camino de la estación del tren se dedicará a seguir las instrucciones que le indicó Juan. Sólo tendrá que instalar XenMobile en el teléfono de su mujer para utilizar su cliente de correo y así estar en contacto con sus clientes y revisar la agenda que tiene preparara para ese día. Y sin interferir en el correo ni en los datos de navegación de su mujer.

―A ver qué teléfono me compro mañana… ―sonríe encogiéndose de hombros al ver llegar el taxi.

2 Replies to “Cómo usar tu cliente correo en el móvil de otra persona”

  1. no seria mas fácil conceder acceso web a la plataforma de correo? no usa outlook? la agenda de windows?

    me parece que quiere reinventar el hilo negro

    Me gusta

    1. Buenas tardes. No se trata de un correo más, sino de una solución que, además de leer tu correo mientras estás operando con el teléfono de otra persona, te permite usar aplicaciones, etc, todo lo que tengas instalado en tu teléfono, y sin interferir para nada en el de la otra persona. A modo de ejemplo te dejamos este enlace:

      http://www.citrix.es/go/receiver.html?posit=glnav&_ga=1.168227940.431065683.1427360308

      Un cordial saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s