¿Un atasco? Una oportunidad de tiempo desperdiciada… O no

Un atasco es una enorme pérdida de tiempo. Especialmente en los traslados al trabajo, por la mañana. Un tiempo que se desperdicia y que se podría aprovechar de otra forma. Teletrabajando en casa, por ejemplo. O no tanto. Si se dispone de las herramientas necesarias, puede ser un tiempo que también se puede aprovechar de otra forma.

Atasco tráfico blog virtualizando con citrixMadrid. Lunes. 8:47 de la mañana. Autopista M-40 dirección norte. Tres carriles colapsados. Ha habido un accidente. Lo indica los luminosos informativos. Los coches avanzan lentamente. Como una letanía, casi una procesión de Semana Santa, se rebasan  y se dejan rebasar. En uno de ellos, Agustín jura en arameo. 25 minutos. Es el tiempo que lleva atascado y aún le queda otros tantos para llegar a la oficina. Cambia continuamente de emisora, busca una que le distraiga. Otro insulto. Parece que la cola se mueve, pero no mucho. Dos metros. Quizás tres. Eso es todo lo que ha avanzado. Por delante, el caos en forma de embotellamiento. Y pensar que podría haber respondido a los primeros correos desde su casa, tranquilamente… O podría haber hecho la primera reunión desde casa por videoconferencia. Dispone de las herramientas necesarias para hacerlo. Claro, en casa. Allí puede estar todo. Pero tiene que ir a la oficina. Cosas del jefe, que es así de rumboso. Anclado en el pasado es poco.

A dos metros de él, Jesús revisa el retrovisor. Pisa suavemente el freno. Comenta la escena con un cliente. Está hablando con él mientras conduce. Una reunión prevista, pero que el tráfico le ha obligado a mantener por teléfono. El manos libres, que es un milagro para estas cosas. Cuando cuelgue, aprovechará el parón para revisar un pedido que tiene que salir. Le sobrará tiempo. Seguro. Para contestar el correo, revisar un par de asuntos en la tableta, que tiene al lado, y que ha sacado para echar un vistazo ante el cariz de los acontecimientos. En condiciones normales le quedaría un cuarto de hora para llegar a la oficina. Con atasco, no baja de los cuarenta minutos el tiempo que empleará en recorrer la distancia. Aún podrá contestar varios correos e, incluso, revisar la agenda y varios documentos. Desde su tableta puede acceder al equipo de la oficina. Virtualización de aplicaciones, le dijeron los del departamento de informática. ¡Anda que no le está sacando partido! El coche que tiene delante se mueve. Deja la tableta en el asiento del copiloto y mete la primera. Avanzará un par de metros, no más.

A otro par de él, Agustín vuelve a ciscarse en la madre de a saber quién. Le queda atasco por delante para desahogarse… O para cabrearse más.

 

2 Replies to “¿Un atasco? Una oportunidad de tiempo desperdiciada… O no”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s