Cómo reducir costes aumentando el valor añadido

Alguno pensará que lo expuesto en el titular es lo más parecido al milagro de los panes y de los peces; que reducir costes y aumentar el valor añadido es lo más parecido a mezclar agua y aceite. Que no casan. Y no es así. Existen tecnologías como la virtualización que lo permiten. Y no hablamos de costes cualesquiera; hablamos de bastantes, al igual que de valor añadido ganado. Lo contamos a continuación.

virtualización blog  virtualizandoconcitrix.wordpress.comVirtualizar ya no es un palabro que provoca más escalofríos que chupar un polo en pleno invierno. A medida que los estilos de trabajo basados en la movilidad y la nube aplicada a la infraestructura de la empresa se imponen en ésta, la virtualización del puesto de trabajo permite la transición hacia una informática basada en los servicios. O lo que es lo mismo: la virtualización satisface las necesidades de usuarios y empresas en cualquier lugar, manera y dispositivo utilizado. Y eso es posible gracias a la combinación de una serie de factores:

  1. Movilidad de la fuerza de trabajo: que permite el acceso a aplicaciones, puesto de trabajo y datos desde cualquier lugar. Como beneficio, el trabajador obtiene la flexibilidad de trabajar allí donde pueda ser más productivo y eficaz y sin importar el dispositivo desde el que lo haga. Pero la empresa también gana, pues una plantilla móvil se ajusta a las necesidades del momento y del lugar: desde oficinas propias hasta las de los partners pasando por sucursales y trabajos de campo.
  2. Trabajo a distancia: la flexibilidad que gana el trabajador se traduce en la posibilidad de elegir el momento ideal, lugar y dispositivo para trabajar, lo que incluye desde su propia casa hasta un banco de un parque o la mesa de un bar, por poner dos ejemplos antagónicos. Así se concilia la vida laboral y profesional y la empresa ahorra costes en mantenimiento o alquiler de espacios dentro de una oficina, cuando no la misma oficina.
  3. Consumo generalizado: los dispositivos móviles y otras tecnologías de consumo son una realidad en la mayoría de empresas. La virtualización del puesto de trabajo posibilita al empleado el acceso a aplicaciones, puestos de trabajo y datos que necesitan desde cualquier dispositivo, incluyendo PCs, Mac, tabletas y smartphones. Y lo más importante: todo ello manteniendo un control centralizado y minimizando los riesgos de la seguridad de los datos.
  4. Ahorro inmobiliario: con la movilidad y el teletrabajo habilitados por medio de la virtualización, las oficinas pueden ser más pequeñas y baratas. De esta manera se pueden eliminar por completo los grandes espacios de trabajo para los que teletrabajen a tiempo completo.

Por citar sólo algunos de los beneficios de la virtualización del puesto de escritorio. Y existen muchos más. Tantos como tu empresa o tú mismo seáis capaces de extraer de ella.

One Reply to “Cómo reducir costes aumentando el valor añadido”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s