Los desafíos de Workshifting

Los tiempos cambian, y con ellos nuestra manera de trabajar. ¿Se es más productivo por estar atado a la mesa de una oficina o cumpliendo con nuestras tareas sin importar el lugar y el momento que dediquemos a ello? Son algunas preguntas que presenta un desafío como Workshifting. Un desafío a la forma de trabajar tal y como la entendíamos hasta ahora.

Decía la gran Dolly Parton que trabajar en una oficina de 9 a 5 ha sido hasta la fecha casi una tradición que hunde sus raíces en la noche de los tiempos. No tanto, pero casi. Y es que antes de que las redes sociales o tecnologías como el Cloud revolucionaran todo –incluso nuestra forma de trabajar- no se entendía un trabajo, fuera el que fuera, alejado del ámbito de las cuatro paredes de una oficina. Hasta ahora.

Workshifting blog virtualizandoconcitrix.wordpress.com

Y gran culpa la tiene el Workshifting, una tendencia que crece día tras día apoyada por quienes ven en ella innumerables beneficios para conciliar su vida personal y profesional: para los padres supone una nueva manera de cuidar a sus hijos; para los empresarios, que el tiempo de trabajo no se pierde nunca; para una PYME supone un importante ahorro en espacio dentro de sus oficinas, por lo que pueden trasladarse a otras más pequeñas, con el consiguiente ahorro que eso supone; y para el trabajador, la pieza esencial de esta historia, no perder el tiempo en atascos cada vez que se desplaza a la oficina a primera hora, mayor libertad de actuación, menos estrés, etc., etc., etc. Y todos los etcéteras que quieras añadir.

Ahora, ¿qué pretendemos en este artículo sin tan claros son los beneficios del Workshifting? Ni más ni menos que desentrañar algunas de las dificultades que ya estás imaginando para que puedas plantearte su desarrollo en tu trabajo o empresa. ¡Vamos con ellas!

  1. Ojos que no ven, corazón que no siente, o lo que es lo mismo, trabajar en un lugar diferente al que lo hacen nuestros compañeros puede suponer una pérdida de ideas o de oportunidades a desarrollar, de esas que surgen espontáneamente. Claro que desde que existen chats instantáneos y la videoconferencia este muro se deshace como un azucarillo. Igual de inmediato y de efectivo.

workshifting blog virtualizandoconcitrix.wordpress.com

  1. Estar al día con los compañeros. «¡Claro, como no estás en la oficina no sabes lo que se cuece!» «¡Es que tú no sabes hasta dónde estoy de trabajo ahora!». Estas son algunas de las cosas que tiene que oír con frecuencia quien, por las razones que sean, no desarrolla su trabajo habitualmente en la oficina. La eficiencia y el conocimiento de las tareas de cada uno no implica estar atado al asiento de la galera, ya que es posible fomentar las relaciones de trabajo independientemente de dónde nos encontremos trabajando. ¿Cómo? Leyendo un correo electrónico las veces que haga falta antes de contestar, una charla rápida por teléfono, chat o videoconferencia, etc.
  1. ¡Estoy hasta las narices de trabajar solo! Porque trabajar fuera de la oficina fomenta la soledad y la desconexión; que te falte ese ambientillo con los compañeros, esa cordialidad social. Una sencilla manera de evitar el derrumbe de la soledad es planificar días de trabajo en equipo y en solitario. Así, todos los miembros del equipo están unidos y pueden evaluar, sopesar y analizar las tareas pendientes y fomentar la unión igual que si trabajaran codo con codo día tras día.

workshifting blog virtualizandoconcitrix.wordpress.com

  1. ¿Cuántas horas trabajo al día? Como todo en la vida, cada uno sabe dónde está el límite de todo lo que hace, y el hecho de tener a su alcance el correo electrónico, el teléfono, las redes sociales, etc., no implica estar todo el día trabajando. Recuerda que se trata de equilibrar la vida personal y profesional.
  1. Mantener la profesionalidad. Sí, de acuerdo, es difícil mantenerte en “modo trabajo” de 9 a 5 cuando no estás sentado en la mesa de una oficina. Puede que consideres que tener una videoconferencia con una estantería de libros o un póster detrás de no sea del todo profesional. Pero ten en cuenta que no todos esperan, si ya saben cómo trabajas, que lleves un traje en casa aunque sí que estés presentable; asimismo, es bueno mantener ordenado tu puesto de trabajo como si del de la oficina se tratara y con luz suficiente para realizar cualquier actividad –videoconferencias incluidas-. Y si tienes que realizar una llamada o atender una reunión y te pilla en la calle, procura planificar con antelación y asegurarte de estar en un lugar tranquilo para atender la llamada.

En definitiva, un equipo adecuado, disciplina y las cosas claras te permitirán hacer de Workshifting tu manera de trabajar día a día. ¿Te animas a probarlo?

Fuente: The Workshifting.com

2 Replies to “Los desafíos de Workshifting”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s